Parte de incidencias

AGENTE: Abelardo Díaz

ASUNTO: Disturbios en la biblioteca

TESTIGOS:

Maruja Fernández, bibliotecaria:
“Todo empezó hace una semana, después de que viniera Pablito a pedirme que lo pasara a la sección de mayores. Lo acompañé a la sala de lectura y lo dejé leyendo. Sólo abandoné mi puesto cinco minutos, agente, y no noté nada raro. Pero al volver escuché como... un batir de olas y... gritos de gaviotas. Y me dije: ‘Si estamos en Palencia, ¿de dónde viene ese ruido...?’”

Manuel Ciprés, director: “Yo estaba trabajando en mi despacho y la vi. Le juro que la vi. Empezó a soplar viento y me levanté a cerrar la ventana. Ahí me di cuenta de que ya estaba cerrada y afuera hacía sol, así que pensé: ‘Manolo, macho, hoy te has pasado con el pacharán”. Y al volver a mi mesa, se abrió el suelo y apareció una... una cola de pez gigantesca... enorme, monstruosa... Vi que se abalanzaba sobre mí y me lancé al suelo. Me cayó encima una tromba de agua. Y después, nada. Silencio.”

Sebastián Sanz, conserje: “Yo sólo digo lo que digo. Y digo que esta mañana, recién entré al cuartito de mantenimiento, salió un hombre vestido de mosquetero. Me dio un guantazo, me apuntó con una espada así de larga y me preguntó que dónde estaba Milady. Así no se puede trabajar tranquilo, oiga.”

Marcos Soto, socio: “¡Carreras de cuadrigas por los pasillos, agente! Lo he visto con mis propios ojos. Estaba en la sección de Terror, cuando de repente aparecen dos tipos vestidos de romanos, montados en carros de caballos y fustigándolos con el látigo así... ¡chas, chas! Torcieron la esquina y desaparecieron. Como lo oye.”

Pablito Risueño, socio: “Yo no he visto nada, señor. Me pareció oír gaviotas el otro día, pero estaba leyendo Moby Dick y creo que me lo imaginé. Pero yo vengo a quejarme de doña Maruja, señor agente, que me ha requisado el carné, me ha enviado a la sección infantil y me ha quitado Los tres mosqueteros y Ben-Hur, que los estaba leyendo. ¿Puede decirle que me los devuelva? Y que me preste el de La guerra de los mundos, vaaaa.”

6 comentarios:

Marc R. Soto dijo...

Humm... no está mal. La verdad es que me gusta. Además los fragmentos de declaraciones están muy conseguidos ("Yo sólo digo lo que digo, y lo que digo es que..." ¡Me encanta!) y sale un tío tremendamente interesante en la sección de Terror. ¿Crees que tendrá algún blog de hiperbreves por ahí?

Chas! Chas! :D

Eva Díaz Riobello dijo...

Adulador :-P

miguelbarrero dijo...

¡¡¡Evita!!! Yo tampoco sabía que tenías una bitácora, pero me alegro de descubrirlo. Es un placer reencontrarse por aquí con los viejos amigos. Máxime cuando llevan una vida tan viajera como la tuya.

De momento voy a enlazarte a mi Microcosmos. Prometo convertirme en visitante asiduo.

Besos.

Petardilla dijo...

Menos mal que no cogió uno de Stephen King! :S

Marc R. Soto dijo...

Los tenía todos prestados Marcos Soto, jur jur jur...

Betote dijo...

¡Que le den a leer a este hombre el Decamerón, por favor!

Un saludo, me ha gustado tu blog.