ReC: el retorno

Pues nada, chicos, me he vuelto a enganchar a Relatos en cadena. Sospecho que esta semana no habrá suerte, pero me gusta cómo me ha quedado el micro, así que aquí os lo dejo para que lo disfrutéis o lo despedacéis. Ya sabéis que siempre sois bienvenidos :-)

Danza ritual

Igual que lo hacen las ballenas, el gordo Mendoza comienza su cortejo cuando sale al recreo. La niña rubia no lo ve, inmersa en el vaivén de la comba, pero he aquí que el gordo Mendoza se desliza suavemente entre los futbolistas, salta la rayuela sin tocar la tiza y esquiva los columpios cual cervatillo, mientras nosotros, testigos de sus derrotas en gimnasia, observamos sus proezas ojipláticos. El gordo Mendoza llega a la comba en el momento justo en que, como siempre, la niña rubia tropieza. Sus brazos fofos sirven de paracaídas. Luego él sonríe, aunque ella jamás le dé las gracias. El amor, ya saben.

5 comentarios:

Nicolás Jarque dijo...

Este microrrelato es literatura. Contar un hecho tan común de esta forma y que cuando se lee, en el paladar se saboreen cada una de las palabras no es nada fácil.

Mi admiración.

Un saludo.

David Moreno (No Comments) dijo...

Quizá omitiría algún "gordo Mendoza"... Por lo demás me parece buen intento para rec, ay el amor....

Un saludo indio
Mitakuye oyasin

Raquel Sequeiro dijo...

Tus micros son buenísmos, Eva, y mira que es difícil escribirlos.

Un abrazo gordo!

Rosana dijo...

Me encanta Eva, tiene un toque diferente y como te dicen por ahí arriba es lo que convierte una anécdota en literatura.
Yo sigo intentándolo, más que nada ya por gusto, porque este año no me como un rosco, pero he decidido no ponerlos en el blog para darles uso vía ReCiclaje.
Quién sabe Eva, tarde o temprano sales ;)

Abrazo

Eva dijo...

Muchas gracias por vuestros ánimos, chicos. Para qué veáis lo dispersa que estoy últimamente, acabo de darme cuenta de que lo envié fuera de plazo el lunes, en lugar del domingo. necesito vacaciones!!!
Besos a todos ;-)