Beso

El joven desnudo parpadeó con desconcierto y, saliendo del agua, miró a la rana que se retorcía en la orilla, nerviosa. “No lo entiendo”, dijo consternado, “¿qué ha podido salir mal?”

9 comentarios:

Ligia dijo...

Tienes una capacidad envidiable para "retorcer" los cuentos... Abrazos

Eva dijo...

Jejeje!! Sí, aunque cada vez me quedan menos cuentos que retorcer... ¡se admiten sugerencias! besos!

esaotra dijo...

jajaja, qué bueno, coincido con Ligia, lo tuyo es un Don! Y tranquila, ya se te ocurrirá algo, seguro! :)

Viviana dijo...

Te recomiendo a "Barba azul" como siguiente víctima.

Eres de lo más entretenido de leerse. Aún cuando no sea el estilo de textos que más me atraen, atrapas.

Saludos.

Eva dijo...

Bienvenida, Viviana, ¡y gracias!
(Aunque me temo que Barbazul ya ha caído)

Maine dijo...

Quizá salió bien justamente así...

Me pasa algo parecido, querida Eva, ¡nos quedamos sin cuentos que retorcer! :)

Svor dijo...

jajaj que divertido!
Un cuento al revés, diría yo.

CarLeToz dijo...

... Me encantó "El Beso".
Tal vez puedas retorcer como tu siguiente víctima al "efecto pigmalión", tiene potencial, y tu Eva, aun más!!

Eva dijo...

Muchas gracias, CarLeToz, y bienvenido!!! :-)