Cuando Mortimer...

...volvió a mirar debajo de su cama, aquellos ojos amarillos seguían allí, observándole sin parpadear.

3 comentarios:

Marc R. Soto dijo...

Pues digas lo que digas, yo insisto en que esos ojos deben de ser los de un velocirraptor o similar ;-)

c.o.v. dijo...

...o algún otro tipo de dinosaurio, en todo caso...

Eva Díaz Riobello dijo...

O no... ¿quién sabe lo que puede haber debajo de una cama?